sábado, 3 de noviembre de 2012

Sopa de Cebolla (Almería)



"De las sopas en mi niñez hay regüeldos en la vejez"


Refranero Popular


De Almería




Ha sido una noche de tormentas y de mucho aíre, esta sopa ha de ser muy antigua, simple y reconstituyente. 

Podría decir que me trae calor, campo y tierra. No es esta una receta amorosa diría yo; más bien fortalecedora para los días de frío y de duro trabajo. De cocina vieja, de historias alrededor de una lumbre y de la mesa. 



INGREDIENTES


Una Cebolla Grande

Aceite de Oliva Virgen Extra

Caldo de Pollo

Rebanadas de Pan Tostado

Sal

Pimienta Negra

Una pizca de Pimentón Picante


ELABORACIÓN

Una cazuela de barro, para mí casi imprescindible en esta receta. Unas cucharadas o chorreón, como más os guste de Aceite de Oliva.

La Cebolla la cortamos en juliana, muy fina. La rehogamos.

Se vierte el caldo de pollo colado. La proporción será la deseada para el volumen de la sopa.

Sal y un poco de pimienta negra (esta última opcional)

Una vez hervido, al menos quince minutos  apagamos el fuego y colocamos las rebanadas de pan tostado en el interior de la olla.

Si lo que deseamos es "calor" le viene ideal un espolvoreado de Pimentón picante. (Esto es opcional)


OBSERVACIONES

La receta original se hace con agua, yo le he enriquecido con Caldo de Pollo, son otros tiempos estos y supongo que por carencia económica, antaño, se cocinaría así.

También la hemos dispuesto a veces con Tostadas y Queso gratinado sobre ellas. Enriquece mucho la sopa y le otorga un especial toque original.

La Pimienta negra y el picante es mío, la receta original es Agua, Pan y Cebolla.

Como considero la elaboración de la comida un verdadero rito, la cazuela me encanta que sea de barro, nos devuelve a la naturaleza auténtica del plato; un encuentro con la tierra. ¡Riquísima!




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada