jueves, 13 de diciembre de 2012

Guisantes con Jamón (Granada)




"Y sin decir palabra, fue a la alcoba, apartó toda la ropa de la cama y puso un guisante en el fondo.

Después cogió veinte colchones 
y los puso sobre el guisante, y además colocó veinte edredones sobre los colchones.
La que decía ser princesa dormiría 
allí aquella noche..."


Hans Christian Andersen



"De Granada"

INGREDIENTES



Ciento veinticinco gramos de Jamón Serrano

Una buena cucharada de aceite de Oliva Virgen Extra


Un diente de Ajo


Una Cebolla


Un vaso de caldo de Pollo


Medio Kilo de Guisante


Una Lechuga cortada en juliana


Una cucharada de Harina


Una yema de Huevo



ELABORACIÓN

Se corta el Jamón en dados o finas tajadas de dos centímetros de largo. 

Se sofríen los Ajos y la Cebolla todo muy picado, le añadimos el Jamón Serrano y los Guisantes.


Se cubre con el caldo de Pollo; los Guisantes, el sofrito de Ajo, Cebolla y Jamón y se lleva a ebullición hasta que los guisantes estén tiernos.


Mientras se cuece muy suavemente le incorporamos la Lechuga picada. 


Cuando consideremos que este casi a punto se liga con una cucharadita de Harina un poco de caldo de Pollo de la cazuela y mezclamos mientras removemos .

En el instante de servir se mezcla con una yema de Huevo batida.


Punto de Sal.

OBSERVACIONES

He preferido el Aceite de Oliva a la Manteca de Cerdo, aunque matizo que la receta original conlleva Manteca de Cerdo.

Luego le hemos añadido el Ajo y la Cebolla, sin duda otorgaba más sabor a la legumbre.


Plato recomendado como entrada suave en invierno durante el almuerzo y sano complemento vitamínico, muy energético y de abundante fibra.


Un consejo; No hervir en demasía los Guisantes, pierden proteínas y sales minerales.


Buen Provecho




No hay comentarios:

Publicar un comentario