domingo, 10 de febrero de 2013

Aguacates Almuñecar




"Prendada estoy del aguacate.
No dejo de pensar
en su acuosa existencia verde,
  la luz vegetal balanceada
  en su cuerpo de fruta,
convidándome la dentellada.


Aún pienso en el aguacate 
de unos ojos que he visto."

Eyra  Harbar


Almuñecar (Granada)





Llega esta receta desde Almuñecar, así que la he bautizado con el nombre de la población famosa por sus playas y por sus plantaciones de Aguacates y Chirimoyas.

Me ha sorprendido el sabor tan elegante que ha resultado la combinación de la Miel con el Aguacate.

La Miel elegida ha sido la de Romero, aunque la de Azahar no esta nada mal, de todas maneras esto es mero deleite culinario y con una Miel de Flores va también de lujo.

Luego las Uvas Pasas, Piñones y Queso fresco han ayudado a equilibrar una combinación de sabores dulces y salados.

Ni que decir tiene que ha sido devorado en un santiamén.

 Febrero bastante frío, continuaremos con los potajes y guisos que tanto se apetecen en esta época del año. Aunque de momento hacemos una parada necesaria, nos detenemos en dulcificar el momento mágico previo al café. Donde la conversación se eleva y se reducen las diferencias.

Buenas Tardes.

Ricardo


INGREDIENTES

Un Aguacate de buen tamaño

100 gr. de Queso fresco

50 gr. de Uvas Pasas

50 gr. de Piñones

Un chorreón de Miel de Romero

Polvo de Naranjas



 ELABORACIÓN


En este caso hemos cortado el Aguacate en forma de abanico, también se puede cortar por la mitad, sacar el hueso y rellenar el hueco central de las Uvas Pasas, el Queso fresco y los Piñones.

Las Uvas Pasas se suelen macerar unas horas antes en Vino Moscatel.

Sobre el Aguacate disponemos del Queso fresco cortados en pequeños dados, seguidamente repartimos por encima las Uvas Pasas y los Piñones.

Luego con una cuchara de café añadimos, dejándola caer, la Miel de romero o de azahar (como más nos guste)

Y por último espolvoreamos con los dedos el polvo de Naranjas y pasamos a presentar el plato.

Polvo de Naranjas

Necesitamos pieles de Naranja quitando lo mejor posible la parte blanca. Ésta parte no la necesitaremos porque es la parte mas amarga de piel. 

Pondremos nuestras pieles en una bandeja de horno y las hornearemos a fuego suave, a menos de 100 grados hasta que veamos que se quedan completamente secas.

Sacaremos nuestras pieles del horno y dejaremos templar antes de triturarlas. Para triturarlas les añadiremos un poco de Azúcar.

Una vez bien triturado, lo pasaremos por un colador para quitar cualquier impureza que se nos pueda colar, lo guardaremos en un bote de cristal bien tapado.



OBSERVACIONES

Suelo echarle un poco de Limón al Aguacate para evitar su oxidación y que mantenga ese verde intenso, precioso.

El hueso central se suele sacar con un pequeño cuchillo, girando sobre el mismo hueso una vez introducida la hoja en su parte más alejada de la punta de un golpe suave. Es decir le damos un corte con el cuchillo al hueso y giramos sosteniendo con nuestras manos el medio aguacate.






Para pelarlo lo hago desde siempre con una cuchara, introduciéndola entre la carne y la piel.

Un secreto para que maduren rápido es envolverlos en papel de periódicos.

Este fruto procede originalmente de México y existe documentación arqueología de que al menos se consume desde hace 12000 años, fue introducido en España a finales del siglo XIX  y es un fruto con propiedades muy beneficiosas para la salud: contienen los ácidos grasos esenciales y proteínas de alta calidad que se digieren fácilmente sin contribuir negativamente en el colesterol. También ayuda a tener una piel suave combatiendo el envejecimiento de la misma.

Hay que saber cocinarlo, pues de por sí, sin aderezo, nos puede resultar algo soso. 

Eso si alcanza su máximo esplendor en ensaladas y combinado con diferentes salsas; como la rosa o tártara.


Os dejo un interesante enlace con los museos disponibles en la ciudad de Almuñecar, de obligada visita el arqueológico y el de Bonsais 










4 comentarios:

  1. Lamentablemente mi esposa tiene prohibida la miel, pero lo de la piel de naranja, me has hecho un descubrimiento glorioso. Gracias.

    ResponderEliminar
  2. Amigo Marcos... déjame pensar.
    Supongo que será por diabétes, si es así. Inténta el plato con el sirope de ágave, que es como una miel pero con un índice glucémico muy bajo. Pero antes consúltalo con el doctor claro. Me alegra que descubra usted el polvo de naranja. Nosotros lo utilizamos para bizcochos y magdalenas.

    Saludos y a cuidarse.

    Ricardo.

    ResponderEliminar
  3. Gracias por participar en el concurso gastronomico de recetas de #Almuñecar. Mucha suerte!!

    ResponderEliminar
  4. Me encanta dicha receta y no te digo nada el aguacate.

    ResponderEliminar