martes, 12 de febrero de 2013

Peras al Moscatel de Pasas con Helado de Vainilla





"Días vendrá que tenga peras mi peral"

Dicho Popular

De Chipiona (Cádiz)





Chipiona, tierra cercana, donde suelo pasar algún fin de semana en verano.
Tierra de la inmortal Rocío Jurado, tierra de vinos, playas y pescado fresco. Freiduras, tapeo, vinitos por el mediodía, paseos por el litoral, arenas blancas.
Moscatel blanco y Moscatel negro, procedente dicha uva de la lejana Alejandría, y eso me trae el recuerdo del faro de Chipiona. Primera casualidad.
Me llama la atención otro postre cercano con peras; el arroz con leche y peras confitadas de Rota. 
Será casualidad; otra casualidad...
Costa gaditana de vinos, erizos, ortigas de mar, su corvina con guisantes y como no, su guiso de coles...
Lugar idílico, colindante con Sanlucar de Barrameda. Los amantes de la gastronomía estamos en un templo del buen comer. Hablamos de zonas sagradas y no me refiero precisamente al santuario de la Virgen de Regla precisamente. Me refiero a bodegas centenarias, a viejos barriles de roble, caballos trotando por la playa. Guadalquivir que se entrega complacido y después de un largo camino hacia en el mar...

Os dejo buena gente.
Salud y Buen Provecho.

Ricardo


INGREDIENTES


5 peras, que deben ser preferiblemente verdes

150 gramos de azúcar

Medio Litro de vino Moscatel de Pasas.

100 gramos de pasas de uva

Ralladura de naranja a gusto

2 clavos de olor

Canela en Rama

Una Tarrina de Helado de Vainilla


ELABORACIÓN


Pelamos las peras y las introducimos en una cazuela. Añadimos una rama de canela y el vino. Dejamos cocinar a fuego medio durante 25 minutos aproximadamente.

Retiramos las peras a un plato y dejamos reducir el caldo durante 5 minutos a fuego fuerte.

Dejamos enfriar y emplatamos sobre helado y la reducción del moscatel






OBSERVACIONES


Es una fruta jugosa y carnosa y una de las más importantes de las regiones templadas.

La pera es una fruta de la familia de las rosáceas, originaria del centro de Asia y del oeste de Europa, que existe desde la prehistoria.

Los griegos la llamaban la «fruta de los dioses», mientras que los romanos desarrollaron su cultura a golpe de injertos. Y fueron precisamente ellos los primeros en introducirla en la cocina. Para variar de sus placeres, la consumían cocida o seca al sol.

Más tarde se la consideró como la fruta de los reyes: se ofrecía acompañada de Champagne a Luis XV, Luis XVI e incluso a Carlos X en sus coronaciones en Reims.

Existen cerca de 30 variedades de peras; de diferentes colores, texturas y sabores.

Contiene vitaminas B1, B2 y niacina o B3, todas del Complejo B, que regulan el sistema nervioso y el aparato digestivo; fortifican el músculo cardíaco; protegen la piel y el cabello y son esenciales para el crecimiento.

También vitaminas A y C, es rica en minerales como calcio, fósforo, magnesio,cobre y potasio. Tiene propiedades astringentes.

Os dejo un interesante enlace:


Museo del Moscatel en Chipiona 




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada