sábado, 20 de julio de 2013

Calamares a la Andaluza




" El buen calamar en todos los mares sabe nadar"

Anónimo

De Málaga


De vuelta de la playa de nuevo en casa hasta que encuentre hueco en otro lugar, este año hay que cuidar el bolsillo.

Le doy a Málaga la autoría de estos Calamares porque los comí allí y porque los mejores Calmares que he comido en mi vida han sido en la costa Malagueña. 

Es un plato popular en toda Andalucía, sin embargo he querido separar lo que es un plato de recursos, a un plato elaborado, mimado y cuidando desde la limpieza del Molusco al cuidado con el Aceite. Ya que no hablamos de lo mismo; el Aceite nunca debe de quedar impregnado en la boca cuando damos el bocado, debe de romperse el Molusco, crujir en la boca. Llenarnos el paladar del sabor indiscutible un buen Calamar fresco, que es una delicia. 

Huid de esas rodajas que nunca se dejan cortar por nuestros dientes pareciendo que comemos gomitas de caramelos; de las que compra mi hija en el kiosco.

Estamos de vuelta todo sigue oliendo a mar por aquí, me da la sensación que he traído un poco conmigo. Para mi el verano viene ligado a la playa, al agua, a lo fresco, al color de un cielo azul radiante, a chiringuitos, tertulias interminables, charlar de futuros proyectos y porque no, también meternos con todos los políticos del mundo...

Buenas Noches y pasadlo bien.

Ricardo.



INGREDIENTES 




1 Kg. de Calamares o Chipirones grandes

Harina de Trigo para freír

Sal Gorda

Aceite de Oliva Virgen extra

Limón

Ajo 

Perejil





ELABORACIÓN


Limpiamos concienzudamente los Calamares, tanto por dentro como por fuera. Luego cortamos en anillas los Calamares, también las patas las cortamos, ya que están riquísimas fritas. 

Escurrimos bien las piezas de Calamares y las pasamos por abundante Harina y en un perol tendremos el Aceite a fuego muy fuerte, cuando esté humeante echamos los Calamares. Teniendo cuidado porque de vez en cuando salta el Aceite y nos podemos quemar. 

Una vez fritos es muy importante escurrirlos en papel absorbente; un par de servilletas dispuestas sobre el plato nos puede valer. 

A mi me gusta la sal gorda para los Chocos, Chipirones y Calamares aunque hay que utilizarla con mesura pues es fácil pasarnos del punto de Sal. Unos Calamares sosos no saben a nada y salados no digo nada...

Un vez dispuestos en la bandeja hago un Sofrito con Ajos muy picaditos y en cuanto estén dorados le agrego el Perejil y riego los Calamares con dicha fritura.

Para chuparse los dedos.


El Limón es imprescindible en la presentación y de libre albedrío pues no a todo el mundo le gusta con Zumo de Limón.


Así que cortamos por la mitad y presentamos con su limón decorado.






OBSERVACIONES


Estamos ante un clásico en las Cocinas Andaluzas, el secreto para mí está en la frescura del producto, el Aceite de Oliva y la alta temperatura del mismo. Que estén dorados y por supuesto no cuelguen cuando pinchemos el tenedor. Prefiero mil veces comprarlos enteros y limpiarlos, cortarlos a rodajas a dados, a tiras como mejor nos gusten... antes que esas bolsas de Calamares de plástico que nos venden ya congelados.


Le va muy bien la Mayonesa, el Alioli, el Ajo...



Hay quien echa en Leche las rodajas antes de freírlas, en Cerveza, quien las reboza en Huevo, en Maizena... pero quizás  nos vamos desviando y acabando en otra receta.



El acompañamiento natural es su Ensalada bien mixta o de Tomate.



Me parece que sobran las palabras.





2 comentarios:

  1. ESTOY CONTIGO A MUERTE, AHORA ME COMERIA UN BUEN PLATO.

    ResponderEliminar
  2. Sin palabras he comprado todo y lo tengo listo ya en mi cocina esta noche ceno calamares a la andaluz (malagueña ) jejeje ya os diré que tal pero vamosss que el éxito esta garantizado ...

    ResponderEliminar