jueves, 11 de julio de 2013

Perlas de Melón al Oloroso y Canela




"El Melón y el casamiento han de ser acertamiento"
E
Cita a Medieval


De Málaga




Le doy a Málaga la primacía de la receta, simplemente porque la probé allí, quizás el sol y la playa induzca a estos juegos imaginarios que conforman los preciosos bufettes que se muestran en Hoteles y Restaurantes de la Costa del Sol.

La cocina también es imaginación y juego, no cabe duda. el clima, el estado de ánimo y nuestra predisposición hace que sencillamente nos dejemos llevar por la faceta creativa que tanto nos aporta; por eso pienso que es muy importante jugar, compartir, divertirse mientra se cocina.

Yo que me formé profesionalmente hablando entre cocinas que se asemejaban más a un cuartel militar que a un estudio de investigación o de creación artística... pero eso ya pasó; la cocina de hoy; mi cocina es arte, es un juego, es creatividad; siempre a la búsqueda constante de sensaciones y de experiencias.

Mi cocina va mucho más allá de experimentar en un habitáculo cerrado; se encuentra en la playa, en la montaña, en el jardín o en cualquier lugar. la capacidad de improvisación y de creación nos hace grandes, nos aporta plenitud y bienestar.

Marcho, trabajo de tarde. El tiempo, el dichoso tiempo....

Saludos Ricardo


INGREDIENTES


1 Melón Galia

Pasas Moscatel (100 gr. aprox.)

250 gr. de Azúcar (aprox)

Canela en Polvo

Vino Oloroso (125 cl. aprox)

Agua (125 cl. aprox.)

Una Piel de Limón




ELABORACIÓN 


Primero montamos el Jarabe;

Ponemos el Agua y el Azúcar al fuego suave; 250 gr. de azúcar y 250 gr. de agua, más o menos una taza.

Esta es la receta clásica del jarabe.

Ahora en nuestro caso al llevar Oloroso, tenemos que saber que el Azúcar es reticente a disolverse en el alcohol,  por lo tanto recomendaría disolverla en la mitad del Agua y luego incorporar el Vino Oloroso.

Es decir de una manera aproximada sería; 125 cl. de Agua y 125 cl. de Vino.Tenemos que tened en cuenta el tamaño del Melón y las bolitas o perlas.

Este Jarabe no debe de hervir, tan solo disolver y mezclar los ingredientes.

Dejamos enfriar en la nevera y añadimos para que macere las Pasas,  Canela y una piel de Limón.

Sacamos las perlas de Melón con una herramienta que se llama vaciador y que podéis encontrar en cualquier tienda especializada o en grandes almacenes.

Este vaciador nos puede valer para hacer las perlas de Frutas y las famosas patatas Parisien, por ejemplo.

Luego, si lo consideramos oportuno; teniendo en cuenta que el Melón absorbe mucho los aromas, dejamos unos minutos antes de servir que macere todo unido.

Sino, pues regamos con el Jarabe las perlas de Melón y comprobareis como las que quedan debajo están más ricas.

Decoramos y espolvoreamos con canela y se sirve muy, pero  que muy frío.





OBSERVACIONES


Cualquier tipo de Melón nos puede valer, yo me he decidido por el tipo Galia, simplemente por la decoración.

El Melón; me llamaba a mi la atención esta fruta, mi favorita en la infancia.

Y es que esta fruta supera en tiempo y permanencia; las hortalizas y frutos llegados de américa. Por lo tanto los Melones han convivido con nosotros desde que tenemos recuerdos históricos. 

Al principio no eran más grande que una Naranja y según leo por ahí menos dulces que los de ahora. 

Debía de ser una Fruta muy considerada pues se la ha encontrado decorando estelas funerarias en el antiguo Egipto.

Tenemos varias teorías de como llegaron a España; tras las guerras civiles de Julio Cesar, en el mundo musulmán sobre el siglo IX  y una tercera referencia nos habla de que Carlomagno (s. VIII d. C.), el emperador
carolingio que tanto apreciaba las frutas, donde según se cuenta los melones se cultivaban en sus jardines después de la conquista de España, donde un siglo antes lo habían introducido los árabes.

Me gusta saber la historia de los alimentos, su pasado emocional. Ayuda a la hora de confeccionar menús y juegos con la imaginación.

Que os aproveche Gente Cocinera.





No hay comentarios:

Publicar un comentario