lunes, 23 de junio de 2014

Suspiros de Gaucín




¡Los suspiros son aire y van al aire!
¡Las lágrimas son agua y van al mar!
Dime, mujer, cuando el amor se olvida
¿Sabes tú adónde va?

Gustavo Adolfo Bécquer


De Gaucín 

(Málaga)



INGREDIENTES

2 Claras de Huevo

125 grs. aprox, de Azúcar Blanca refinada


Ralladura de un Limón

(proporción para unos 15 o 20 Merengues, dependiendo del tamaño)


ELABORACIÓN


Montámos primero las Claras de Huevo a punto de nieve, bien manualmente o con la ayuda de una batidora industrial.

En la receta tradicional se pesan las Claras y se le añade la misma proporción de Azúcar.

Se le incorpora la ralladura de Limón y continuamos batiendo hasta conseguir una masa homogénea.

Pasamos a la manga pastelera y sobre el papel antigrasa formamos los Suspiros.

También es posibles hacerlo con la ayuda de una cuchara, como se hacía antiguamente en el pueblo.

Dejamos en el horno previamente calentado, a unos 120º unos 50 - 60 minutos.
Pasado ese tiempo apagamos el horno y dejamos los Suspiros unos 30 minutos más con la puerta entreabierta para que se sequen.




OBSERVACIONES

Le va muy bien un poco de aroma de vainilla.

Dejo otra posibilidad que también he trabajado personalmente, es hacer los Suspiros pero con almíbar a punta de bola.

Almíbar a punta de Bola;


Comienzo con el Almíbar; así que dispongo a hervir 200 grs. de Azúcar en el Agua.

Hay que conseguir hacer un Almíbar a punto de bola, más o menos.

La temperatura que debe alcanzar el Almíbar es de 115º a 120º,  y si no disponemos de un pesajarabes o termómetro para medir la temperatura. 
Usamos el método de toda la vida: que es coger un poco de Almíbar con una cuchara y pasarla entre los dedos comprobando su textura.
Para el punto de bola comprobaremos que el almíbar forma una especie de bola blanda.
Sino también podemos dejar caer un poco de almíbar en agua fría y comprobar que se forma una especie de perla.

Montamos las claras a punto de nieve y cuando esté en su punto le incorporamos el Almíbar dejándolo caer como un hilo sobre las Claras que continúan batiéndose en la batidora.

El Almíbar se debe calentar de forma progresiva, comenzando a fuego lento para que el Azúcar vaya disolviéndose. Una vez el Azúcar se haya fundido, podremos subir la temperatura y dejar que cueza hasta que el Almíbar alcance el punto deseado. 

Durante la cocción lo mejor es no remover el almíbar, y únicamente deberemos pasar un pincel remojado por los bordes, la zona en contacto con las paredes, para evitar que se cristalice en esas zonas. Esto debe hacerse durante todo el tiempo de cocción.



1 comentario:

  1. La verdad es que en GAUCÍN se hacen más bien los segundos del almíbar, a veces se le añaden almendras fileteadas también y lo mejor de todo, es que por dentro no llegue totalmente a cocer, queda así una cosilla blanda de un sabor increíble a limón, azúcar y clara de huevo.

    ResponderEliminar