domingo, 24 de abril de 2016

Alboronía, Receta Antigua.




MI BOCA ES UNA FUENTE

¿Iré yo a ti o vendrás tú a visitarme?
pues mi corazón sigue siempre a tu deseo.

Da por seguro que no tendrás sed
y que estarás satisfecho si me dices que vaya.

Mis labios son una fuente dulce y cristalina,
las ramas de mis cabellos dan tupida sombra.
Contéstame enseguida,

¡No hagas esperar a tu Butayma, oh Yamil!

HAFSA BINT AL-HAYY AL-RAKUNIYYA
(Granada, 1135 – 1191). 
Poetisa de las Alpujarras llamada la Rakuniyya. 
Dedicada a enseñar a las mujeres, 
tuvo un amor que se convirtió en un drama romántico. 


Cocina Andalusí





Al-Buran se casó con un hijo del emir de Bagdad, y que entre los delicadísimos manjares que los privilegiados invitados pudieron degustar destacó este guiso meloso de Berenjenas y Calabaza que; en honor de la novia fue titulado Al-buranyya, Alboronía o Boronía.

La palabra Alboronía viene del vocablo árabe "Al-Baraniyya" que significa "Cierto manjar".

Al - Buran según se cuentan las crónicas de Don Juan Valera era una bella moza de dieciocho años, hija del visir Inb-sahl, la cual fue entregada en casamiento por el año 825 con el califa Absida al-Mamun.

Dichas bodas han quedado subscritas en la literatura de la época como de inolvidable extravagancia para aquellos tiempos.

En la ceremonia de boda fueron ofrecidas a los novios, que se sentaron sobre una esfera cuajada de perlas y zafiros, mil perlas grandes; todas de un mismo tamaño y sobre una bandeja de oro.

Los ingredientes que formaban parte de este original plato en aquellos tiempos eran; Berenjenas, Ajo, Cebolla, Calabaza y Frutos secos triturados, como Almendras, Nueces o Avellanas.

*****




INGREDIENTES


Cuatro Dientes de Ajos

Un par de Berenjenas.

Un Trozo grande de Calabaza

Un Par de Membrillos

Una Cebolla Grande.

Seis cucharadas de Aceite de Oliva Virgen.

Una cucharada de Vinagre de Vino.

Unos Granos de Comino.

Frutos Secos (Almendras, Nueces…)

Dátiles, Higos Secos…

Sal

Los ingredientes que formaban parte de este original guiso, en aquellos tiempos, eran Berenjenas, Ajo, Cebolla, Calabaza y Frutos Secos triturados, como Almendras, Nueces o Avellanas.


ELABORACIÓN


Lavar y pelar las Hortalizas. Cortarlas seguidamente en trozos grandes, así como el Membrillo.

Poner a cocer todo junto en Agua y Sal. Una vez cocidas y tiernas escurrir bien, que suelte todo el Agua de las Verduras.

Disponer de un chorreón de Aceite en una sartén grande o cazuela de barro; a gusto del consumidor.

Seguidamente introducir los trozos de Cebolla, Berenjenas, Calabaza y Membrillo.

Sofreír todo junto a fuego lento.

Con objeto de reblandecer las hortalizas le agregamos un poco de agua y dejamos cocer el guiso.

Cocer hasta que se encuentren tiernas las hortalizas.

Sazonar y añadirles unas gotitas de Vinagre.

Asegurarse que las Hortalizas se impregnan conjuntamente al sofrito, removiendo con el cucharón de madera.

Pimienta Negra, si consideramos conveniente.

Le he añadido para darle aroma de mezcla de especias preparadas como…

(Comprar en tiendas especializadas)

Se majan o trituran las hortalizas. (En algunos textos antiguos, se hace referencia a una melaza)

Tiras de Calabazas y Berenjenas Fritas.

(Se pela la Berenjena y se corta en tiras con las Calabazas.

Se deja un par de horas macerando en agua salada

Aceite de oliva en alta temperatura.

Enharinar las tiras de Berenjenas y Calabazas; freír.

Se dispone en la cazuela o bandeja honda la Alboronía; sobre ella y con cuidado la fritura de Verduras.)

Las Almendras cortadas y los diversos frutos.





OBSERVACIONES

En mi Alboronía he prescindido del Membrillo, en la próxima probaré con la receta original.

He sofrito todo muy pausadamente, jugando con el Aceite y la temperatura. Las Hortalizas no las he cocido tal como muestro en la receta original, sino que se ha cocido en el mismo sofrito. Añadiéndole a este un vaso de Agua para su cocción, quedando impregnadas de aromas y sabor.

Perfecta con unas tiras de pollo fritas, bañadas en miel.

Todo esto es opcional a la receta original, siempre al gusto del consumidor obviamente.