domingo, 25 de junio de 2017

Carmona y la Leyenda de la Tortilla Francesa

TERTULIAS DE TABERNA


Antigua "Casa Guardia"
Málaga





CARMONA Y LA LEYENDA DE LA TORTILLA FRANCESA



Carmona


Corrían los años de 1624 cuando se alojara el rey Felipe IV en Carmona; concretamente en la Casa de las Cadenas, perteneciente al regidor Alonso Bernal de Escamilla. Siendo causa de que se engalanase la ciudad y se celebrase suntuosamente el acontecimiento; cuyos ornamentos aún en su puerta nos recuerdan y dan testimonio del hecho.

Encontrábase el Rey delicado del estómago, cuando una afanosa cocinera sirviente de la casa le preparó; “Unos huevos cuajados limpios de torreznos y de todo aditamientos” 

Utilizando el aceite de oliva para su fritura y no la manteca de cerdo como era habitual hacerlo por aquellas fechas.

Entusiasmada Doña Isabel de Borbón, Reina de España y originaria de Francia, habituándose a partir de entonces en tan singular y liviana cena.





De ahí según cuenta esta vieja leyenda proviene el nombre de “a la francesa” Es decir vocablo utilizado por los cocineros para designar tal ilustre plato, haciendo alusión en su nombre al país de origen de la Reina de España.

Dicha receta pudiera ser una variante de la Tortilla a la Cartujana originaria del Monasterio de los Cartujos de las Cuevas de Sevilla. Según advierte el cocinero del rey Don Francisco Martines Montiño en su tratado de 1611 llamado; Arte de Cozina, Pasteleria, Vizcocheria y Conserveria

Donde se describe así; “Los huevos, según vayan cuajándose, han de recogerse en el medio de la sartén. Los dobleces del huevo se colocaban de forma triangular, como si fuese una capucha de monje, dejándola dorada por fuera y jugosa por dentro”


No hay comentarios:

Publicar un comentario